domingo, 14 de mayo de 2017

Yo soy el arma - Allen Zadoff

Buenas, tanto tiempo… Como notarán, estamos muy justas y perseguidas por el tiempo, pero mejor (casi) tarde que nunca, jaja. La Feria (¿nos vieron corriendo de un lado para otro?) y la facultad nos tienen medio locas, pero nos hicimos un tiempo para dejarles nuestra opinión de un libro del que (milagrosamente) las dos coincidimos que es bueno y nos gustó.

Título original: I Am the Weapon (2013) - antes: Boy Nobody
Autor: Allen Zadoff
Edición: #numeral (2016), 333 páginas
Saga: The Unknown Asassin / El asesino anónimo

“¿Alguna vez te preguntaste a dónde perteneces? Tal vez la vida cometió un error y te colocó en algún lugar en el que no deberías haber estado.”

¿De qué va esta historia? ¿Vieron Tom Cruise en Misión imposible? Bueno, así pero no. Nuestro protagonista recibe misiones de un organismo secreto llamado El Programa, pero a diferencia de Ethan Hunt (Tom Cruise en Misión imposible, por si son demasiado jóvenes o desmemoriados), quien narra la historia es mucho más joven y...sus misiones consisten en asesinar. Sí, el chico es un asesino. ¿Por qué no decimos su nombre? Porque la historia está rodeada de tanto misterio que hasta que no nos adentramos lo suficiente en las páginas no tenemos una forma concreta de cómo llamarlo. Aunque una vez que pensamos que lo sabemos, en realidad no tenemos idea de nada. Does it make any sense? Nuestro querido asesino anónimo no siempre fue, aunque suene redundante, un asesino. Fue reclutado. Lo entrenaron por dos años hasta que, después de varias pruebas de habilidad y lealtad, decidieron que ya estaba listo para ser un agente de campo. Desde ese momento su vida se convirtió en una misión.

“No me corresponde hacer preguntas. Me dan una misión, y la llevo a cabo.”

Y tal como dice en la cita, le dan una misión. Parece que todo iba con normalidad. Le dan las instrucciones, el plazo, la nueva identidad, el objetivo… pero bueno, algo raro tiene que pasar, ¿no?

Zadoff nos trae una saga que es casi acción pura. Esta agilidad de la historia se ve reflejada en la narración: con oraciones cortas (que, no sabemos qué piensan ustedes, pero nos recuerdan al estilo de Rick dioso Yancey) y un abuso del punto y aparte, que rompe con la idea de párrafo a la que estamos acostumbrados, se nos invade con una sensación de inmediatez y espontaneidad.

“Las personas dicen cualquier cosa. Pero las cosas que hacen, esas son las que de verdad importan.”

Se tocan temas de política y conflictos morales. Después de todo, la historia está situada en Estados Unidos, país en el que la política parece estar presente en todo; y hay cierto personaje que está bastante involucrado en eso y que tiene la postura de defender sus creencias con acciones. El lector mismo se siente involucrado al querer que el protagonista tenga éxito, sin tener muy claro por qué su objetivo merece morir.

La evolución del personaje principal es bastante notable. Al principio de la historia nunca se le hubiese ocurrido cuestionar algo de lo que le decían sus superiores, pero a medida que van sucediendo los hechos, él empieza a contradecirse, a darse cuenta de muchas cosas que nunca antes se había preguntado o cuestionado. Empieza a hacer preguntas, a investigar cosas por su cuenta, a romper protocolos… Ya no quiere ser manipulado, quiere estar en control de su “vida”, o por lo menos estar al tanto de lo que pasa. 

“Cuanto más pienso en eso, más me doy cuenta de que lo que tiene apariencia de libertad es en realidad lo opuesto. Mi vida nunca fue mía...”

La forma en que el autor describe los movimientos, los pensamientos y las tácticas del personaje es increíble. Nunca nos hubiésemos puesto a pensar en cuántas cosas pueden llegar a pasar en solo segundos y qué objetos pueden ser o no mortales (jajaja). Aún así Zadoff nos hace generar empatía con un asesino que a pesar de tener solo 16 años es un capo (?)

El uso de la tecnología es otro punto fuerte. El Programa básicamente vive gracias a la tecnología e Internet y sus dispositivos. Lo que más nos gustó y resultó sorprendente fue la forma ingeniosa en que pueden hacer pasar las más simples aplicaciones por métodos y medios de, por ejemplo, comunicación o información.

Es un libro muy atrapante, fácil de leer, además de ser una historia original y entretenida. Si buscan acción mezclada con ingenio, es el libro perfecto.

¡Los primeros dos ya están en el país, así que corran a comprarlos! ¡El tercero llega en noviembre!
Orden de la saga:
I am the Weapon / Yo soy el Arma (2013)
I am the Mission / Yo soy la Misión (2014)
I am the Traitor / Yo soy el Traidor (2015)


¡No se olviden de que el autor va a estar HOY (14/5) en la Feria del Libro!