miércoles, 2 de mayo de 2018

Mensajes en las paredes del baño - Julia Walton

Título original: Words on Bathroom Walls
Autora: Julia Walton
Edición: #numeral
Páginas: 248

“No importa que nadie más pueda ver lo que yo veo. Eso no hace que mis experiencias sean menos reales.”

Desde los 12 años, Adam, sintió que algo fuera de lo normal le estaba pasando, ¿o era algo normal y él era el único que lo experimentaba? Escuchaba voces, veía personas que otros no veían…

Cuatro años después, y habiendo sido diagnosticado con esquizofrenia, su madre decide darle la oportunidad a un nuevo tratamiento clínico con una droga experimental que promete más o menos ser una “cura”. Parte del proceso de este tratamiento es que el paciente hable con un terapeuta sobre sus avances, de cómo se siente o los cambios que experimenta. Pero el problema es que Adam realmente no le importa comunicar lo que siente, por lo que decide no decirle ni una sola palabra. Es por eso que, de ahora en adelante, su forma de comunicación con él (y con nosotros, los lectores) será a través de un diario.

“Dejarlo por escrito me hace sentir que todo es lejano, ya que podría arrancar esta anotación y hacerla pedazos antes de que alguien tenga la oportunidad de leerla. Una vez que las palabras salen de la boca, no hay posibilidad de editarlas.”

Gracias esta nueva droga, Adam empieza a sentirse bien, normal. Puede distinguir lo que es real de lo que no lo es, cosa que lo ayuda a poder actuar normalmente frente a otros.
Es por eso que tras empezar en un nuevo colegio en el que nadie lo conoce, decide no contarle a nadie más que a algunas de las autoridades sobre su enfermedad. Quiere sentirse por una vez en su vida como una persona común y corriente a la que la gente no le tiene lástima o miedo por ser como es.

“Si todos lo fingimos, el hecho se tornaría real.”

Los personajes nos encantaron. Ya de por sí el de Adam te gana desde la página 1 con su sentido del humor y forma de ser. Ya saben, personaje sarcástico, personaje que se gana mi corazón (?) [Agus al teclado]. La forma en que la autora lo describe y hace que él mismo se ría de su condición logra suavizar un poco la historia. Hace que quieras y veas al personaje como otro más, que no le tengas lástima ni miedo; y, la historia, al estar narrada en forma de diario nos permite un mayor acercamiento con él, y genera empatía con lo que siente y piensa.
Uno de los fuertes de la historia son las relaciones que los otros personajes mantienen con Adam; como por ejemplo su madre y padrastro. Su relación es bastante especial, su madre lo trata como si fuera de cristal, y Paul, su padrastro, intenta tratarlo como trataría a cualquiera (aunque en algunos momentos y especialmente en una parte de la historia se nota que un poquito de miedo le tiene).
En fin, es una historia atrapante que se lee rápido, tiene buenos personajes, trata y muestra una enfermedad que puede llegar a ser común ver nombrada pero no muy explorada o no muy bien abordada en varios casos… ¿qué esperan para leerla?

PD: tiene muchas citas y referencias hacia Harry Potter, y sé que muchos de ustedes (incluyendo a Dal) van a estar interesados y felices por eso (?) ¿Quieren un adelanto?: “‘... todas las personas que nadie puede ver. No volveré a llamarlas alucinaciones [...] Simplemente son seres humanos corporalmente cuestionados.’ Eso también lo aprendí de Harry Potter. J. K. Rowling es una maldita genia. El que no coincida conmigo está loco.”
PD2: Link de la #CitaDeLunes
PD3: ¿Se enteraron que van a hacer la película? Una razón más para leer el libro.
PD4 (y prometemos que es la última, jaja): El próximo sábado, el 5 de mayo, va a haber un debate sobre el libro en el stand de Leamos del pabellón central, en la Feria del Libro a las 15hs. Si quieren saber de alguna otra actividad de la FIL pueden pasar por el post que preparamos o por nuestras redes en donde vamos a ir compartiendo los eventos.

¡Gracias @SomosBestYa por los ejemplares!